GRANDES RAZONES POR LA QUE ES DIFICIL DIAGNOSTICAR EL DOLOR LUMBAR

GRANDES RAZONES POR LA QUE ES DIFICIL DIAGNOSTICAR EL DOLOR LUMBAR

Cuatro desafíos para la comprensión de su dolor de espalda

Aquí hay cuatro cuestiones comunes que ayudan a comprender lo dificil que resulta en ocasiones diagnosticar y tratar un dolor de espalda


  1. Desafíos de diagnóstico. Como muchos de ustedes ya saben, conseguir su problema de espalda diagnosticado correctamente puede ser un desafío. Para empezar, es habitual que especialistas en columna no siempre están de acuerdo en el diagnóstico, y muchas pruebas diagnósticas tienen un valor limitado, e incluso pueden ser objeto de controversia. En pocas palabras, no hay ninguna prueba de que pueda proporcionar un diagnóstico preciso del dolor de espalda, aunque algunos procesos como la ciática causada por una hernia discal, son bien conocidos.

  2. Ensayo y error. Identificar el problema no necesariamente da una solución. A menudo hay más de una manera de tratar un problema de espalda, y encontrar el tratamiento que funcione mejor puede ser un proceso de ensayo y error. Por ejemplo, algunas personas con dolor en las piernas causadas por un problema de disco encuentran que una inyección epidural de corticosteroides proporciona gran alivio del dolor, mientras que para otros no tiene ningún efecto en absoluto.

  3. Las reacciones individuales al tratamiento. Dos personas con trastornos o síntomas idénticos pueden necesitar diferentes tratamientos. Por ejemplo, dos pacientes pueden tener una hernia de disco que parece idéntico en una resonancia magnética, pero uno puede experimentar dolor y la discapacidad severa y precisar de una intervención como el camino más seguro y más rápido para el alivio del dolor en las piernas, mientras que el otro puede encontrar que un personalizado programa de terapia física o de tratamiento médico funciona mejor.

  4. La experiencia subjetiva. El dolor es una experiencia  personal. Lo que puede ser el dolor de espalda leve a pera una persona, para otras puede ser severo e incapacitante.Cada paciente necesita un tratamiento diferente en función del momento en que se encuentre con respecto a su proceso (tiempo de evolución), tratamientos seguidos-fracasados etc.